QUIÉNES SOMOS

 
En una antigua finca cafetalera se mezclan la belleza del paisaje de los volcanes y hermosos jardines y plantas, con un Café Restaurante; rústico, donde se puede degustar de un variado menú de bebidas y comidas saludables, deleitándose con una variedad de música relajante.

Durante la época de la colonia a este barrio se le llamó el Tortuguero, ya que era un área pantanosa, en donde había tortugas, peces y plantas acuáticas.

En el siglo XVII, a esta área se le llamó el Alfalfar de Belén, porque pertenecía a los Hermanos Betlhemitas, cuya orden fue fundada en 1663 por el Santo Hermano Pedro de Betancourt. En la época colonial los alfalfares cumplían la función de estacionamiento de carruajes y carretas.

Luego en 1871, durante el gobierno liberal del General Justo Rufino Barrios, les fue expropiado este lugar, habiéndolo cedido a personas afines al gobierno y así pasó a personas particulares, habiéndose sembrado primero nopales para el cultivo de la cochinilla y luego se introdujo el cultivo del café. Varios años después, se empezó a dividir la finca, para dar lugar a desarrollos inmobiliarios, incluyendo el vivero.
El vivero se inicia aproximadamente hace más de treinta y cinco años, con la reproducción de plantas, ampliando más tarde la producción ya de una forma profesional, para surtir a viveros y jardinizadores. Hace más de 18 años, abrió sus puertas al público en general.

El café-restaurante, se inicia en el año 2001 con la idea de crear un ambiente que brindara paz y relajación a nuestros clientes, lo cual satisfactoriamente lo hemos logrado.

Hemos sido los pioneros en Guatemala de crear un concepto de vivero y café-restaurante, dentro de un ambiente ecológico, concientizando a nuestros clientes, de la importancia de conservar nuestro planeta.

Cuando nos visite, ya no tendrá que pagar el marbete de estacionamiento, ya que contamos con un amplio parqueo para veinte vehículos.